sábado, 28 de febrero de 2015

PAPEL DE LOS LEPIDÓPTEROS EN LOS ECOSISTEMAS

Las orugas de los Lepidópteros son FITÓFAGAS y por tanto CONSUMIDORES PRIMARIOS y son las encargadas de trasladar la energía producida por el primer nivel trófico los PRODUCTORES o vegetales a sus predadores naturales, los CONSUMIDORES SECUNDARIOS, siendo un eslabón muy importante en las CADENAS ALIMENTARIAS del ecosistema.
Las orugas son muy selectivas y solo se alimentan de una especie vegetal si son MONÓFAGAS, como sucede con: Colotis evagore que vive exclusivamente sobre Capparis spinosa (alcaparra), o mucho más frecuentemente de unas pocas especies , generalmente emparentadas, si son POLÍFAGAS.


Los imagos cumplen un importante papel ecológico como VECTORES de POLINIZACIÓN. Con su constante trasiego para libar el néctar de las flores recogen en su cuerpo granos de polen que luego transportarán a otras flores. La polinización llevada a cabo por insectos se denomina ENTOMÓGAMA. Gracias a los Lepidópteros consiguen reproducirse con éxito un elevadísimo número de especies vegetales. Las plantas FANERÓGAMAS y los LEPIDÓPTEROS han evolucionado paralelamente desde su origen sobre la tierra hasta la actualidad.










Ciertas especies de Lepidópteros pueden servir a los biólogos como indicadores de alteraciones ambientales, pues son bastante sensibles a los desequilibrios del medio,  que hacen desaparecer a las especies más sensibles mientras que las especies oportunistas pueden proliferar con mayor facilidad.

Hay especies procedentes de otras zonas del mundo, que por diversas razones, pueden llegar a un nuevo ecosistema estableciéndose en él con suma facilidad al carecer en el mismo de enemigos naturales.. Estas especies OPORTUNISTAS pueden alterar el equilibrio ecológico, pues desplazan a las especies autóctonas e incluso pueden constituir plagas poniendo en peligro la supervivencia de algunas especies vegetales.
Un caso muy conocido recientemente es el del barrenador de los geranios Cacyreus marshalli, Licénido de origen sudafricano, que en la década de los ochenta invadió Europa, constituyendo una verdadera plaga para los geranios de difícil erradicación,  pues sus orugas taladran los tallos jóvenes de Pelargonium peltatum, P. zonale  y otras geraniáceas viviendo en su interior.

Cacyreus marshalli
 

 















Finalmente cabe destacar el valor estético de los Lepidópteros que adornan  nuestros parques y jardines y que con sus alegres colores y su frágil revoloteo embellecen aún más los diversos paisajes de nuestra geografía.


martes, 24 de febrero de 2015

ENEMIGOS NATURALES Y MECANISMOS DE DEFENSA

Los Lepidópteros, como la mayor parte de los insectos, tienen una tasa reproductiva potencial muy elevada y si no fuera por la existencia de enemigos naturales, que mantienen las poblaciones dentro de unos límites, experimentarían una explosión demográfica y llegarían a sobresaturar los ecosistemas terrestres.

---Los microorganismos: virus, bacterias y hongos pueden producir infecciones a las mariposas en cualquier fase e su ciclo biológico.
---Las orugas son particularmente vulnerables a los insectos parásitos como los dípteros (taquínidos y bombílidos) y los himenópteros (igneumónidos), que depositan sus huevos en su cuerpo y al eclosionar éstos las larvas del parásito se comen a las orugas por dentro.
---Entre los depredadores más efectivos contra los Lepidópteros podemos destacar: arácnidos, miriápodos, formícidos, mántidos, odonatos, anfibios, reptiles y sobre todo las aves.
Entre todos ellos y con la colaboración de las inclemencias del tiempo se consigue que la tasa reproductiva real esté dentro de unos límites razonables.

Para protegerse de sus enemigos naturales, la evolución dotó a las mariposas de ingeniosos mecanismos de defensa entre los que cabe destacar:
  • El MIMETISMO de huevos, orugas y crisálidas que generalmente tienden a presentar una coloración muy similar al medio en el que viven para así pasar desapercibidas a sus depredadores (colores CRÍPTICOS). El mimetismo es mucho menos frecuente en los imagos, aunque existen casos como los de C. lavaterae, A. arethusa, H. alcyone, P. fidia o B. circe que tienen un colorido muy similar al de las piedras, hojas secas o corteza de los árboles donde se posan.











         

Un caso realmente excepcional es el de la especie Kallima inachus que cuando está posada en posición de reposo parece una hoja como se puede ver en la imagen.



  • El ENGAÑO es a veces tan efectivo como el mimetismo en sí. Aquí no se pretende pasar desapercibido sino todo lo contrario, conviene llamar la atención. Éste es el caso de las orugas de Polygonia c-álbum que por presentar una coloración medio  blanquecina en parte del dorso, lo que las asemeja a un excremento de ave, consiguen ser respetadas; o la mariposa pavo real Inachis io, que extiende sus coloridas alas para mostrar esos grandes ocelos, que le hacen parecer a sus posibles depredadores un animal de mucho mayor tamaño




















La mariposa monarca Danaus plexippus famosa por sus fantásticas migraciones, ostenta un mecanismo de defensa muy especial. Sus orugas acumulan en su cuerpo unas sustancias tóxicas llamadas cardenólidos pues los contiene en cantidad su planta nutricia  que es venenosa. Tanto las orugas como las mariposas tienen un colorido muy llamativo, son  colores de advertencia (colores APOSEMÁTICOS), que avisan a otras especies ¡OJO NO ME MOLESTES QUE SOY PELIGROSA!
Cuando un ave, por un descuido, hace caso omiso de esa advertencia su experiencia resulta tan desagradable que no vuelve a repetir.


Danaus plexippus













Un caso de ENGAÑO fuera de lo común es el de la mariposa americana Limenites archippus (que es un Ninfálido). Las mariposas del género Limenitis suelen tener el color de fondo alar negro con reflejos azulados y algunas manchas blancas, pero Limenitis archippus ha adoptado una coloración tan parecida a Danaus plexippus ( de otra familia: Danaidos) que sin ser venenosa, es respetada  por las aves y demás depredadores.
          
          Limenitis archippus

  • La defensa ACTIVA es practicada en ciertos casos por las orugas, como sucede con algunos papiliónidos como Papilio machaon cuya oruga posee detrás de la cabeza un órgano evaginable llamado Osmaterium que segrega unas sustancias malolientes para asustar a sus posibles enemigos.

Hay también orugas de muchas especies que al detectar un peligro simplemente se dejan caer al suelo como mecanismo de defensa.

Otras orugas poseen pelos irritantes que resultan bastante efectivos para defenderse de los depredadores.


viernes, 20 de febrero de 2015

CANIBALISMO Y COOPERACIÓN CON HORMIGAS

Algunas especies de Licénidos en su fase de oruga, tras una primera fase fitófaga, practican el CANIBALISMO, devorando a otras orugas de su misma especie como sucede con C. rubi, Q. quercus, P. baton C. minimus, E. argiades, G. Alexis, G. melanops y L. boeticus e incluso en ocasiones, pueden llegar a atacar a orugas de otras especies.

Un fenómeno mucho más interesante es la ASOCIACIÓN TEMPORAL ENTRE ORUGAS DE LICÉNIDOS Y HORMIGAS.Todas las especies que se han citado como practicantes del canibalismo y además M. arion, M. alcon, P. argus, L. coridon, C. avis, S. spini, S. ilicis, c. argiolus, P. icarus, P. amandus, P. dorylas, L. bellargus, A. cramera y A. morronensis. en su fase de oruga, suelen establecer con diversas especies de hormigas de los géneros Formica, Mirmica, Camponotus, Lasius, Solenopsis, Tapinoma, etc. una curiosa RELACIÓN INTERESPECÍFICA: COOPERACIÓN (+ +) en la que ambas especies resultan beneficiadas. Las orugas de los Licénidos poseen unas glándulas (llamadas glándulas de Newcomer) que segregan unas sustancias azucaradas que son muy apreciadas por las hormigas, por lo que, a cambio de protección las orugas ofrecen a las hormigas la secreción de sus glándulas.
En algunas especies como las Maculineas la relación es mucho más intensa pues son llevadas al interior de los hormigueros. Allí pasarán el invierno y el resto de su fase larvaria y serán alimentadas con las propias ninfas de las hormigas a cambio de sus jugos azucarados.


En las imágenes Maculinea arion

Cuando llega la primavera eclosionará la crisálida a primeras horas de la mañana, pues la mariposa tendrá que salir del hormiguero a toda prisa para no ser atacada por las hormigas.

sábado, 14 de febrero de 2015

MIGRACIONES

Uno de los fenómenos que más llama la atención de los observadores de la Naturaleza es la capacidad que tienen algunas especies animales de emprender movimientos migratorios de cierta entidad. Las mariposas, por su capacidad de vuelo y a pesar de su pequeño tamaño, pueden realizar MIGRACIONES verdaderamente sorprendentes.

- Hay mariposas que migran dentro de su biotopo de origen como:
  • Licénidos: Lycaena phlaeas, Everes argiades
  • Ninfalidos: Aglais urticae, Inachis io, Issoria lathonia
  • Pieridos: Pieris brassicae, P. rapae, P. napi, Pontia daplidice, Gonepteryx rhamni, Colias australis
- Mariposas que migran fuera de su biotopo de origen sin volver a él como:
  • Licénidos: Lampides boeticus, Syntarucus pirithous
  • Piéridos: Colias croceus
- Hay especies que son migrantes temporales, vuelan fuera de su lugar de origen, volviendo la siguiente generación a su biotopo de procedencia como:
  • Ninfalidos: Cynthia cardui, Vanessa atalanta
  • Danaidos: Danaus plexippus
Este último grupo es, sin duda alguna, el más interesante pues son GRANDES MIGRADORES como las anguilas, los salmones o las aves migratorias, pero en el caso de las mariposas dado su tamaño, resulta una hazaña de mucha mayor envergadura.

Cynthia cardui es la especie más viajera de las mariposas europeas ya que realiza gregariamente larguísimos desplazamientos, que tienen su origen en el centro y norte de África, atravesando el estrecho de Gibraltar y cruzando la Península Ibérica en dirección a los Pirineos, pasan a Francia a través de los puertos de Montaña y se dirigen luego al centro y norte de Europa. Tras este colosal viaje veraniego, vuelven en otoño a sus cuarteles de invierno en África.















Sin duda la especie migratoria más espectacular es la mariposa Monarca Danaus plexippus. que todos los años inicia un fantástico viaje desde sus lugares de origen México y las Islas Caribeñas, atravesando los Estados Unidos y llegando a Canadá para volver después a deshacer el camino andado.
















Pero lo realmente sorprendente es que hay años que, si las condiciones atmosféricas son favorables, han llegado ejemplares de Danaus plexippus a las costas inglesas, francesas, españolas, portuguesas y africanas en una colosal singladura a través del océano Atlántico.

En la actualidad existen colonias establecidas, con escaso número de ejemplares, en las Islas Canarias y en el sur de la Península Ibérica.

martes, 10 de febrero de 2015

LA METAMORFOSIS

Las mariposas son insectos HOLOMETÁBOLOS, es decir sufren una METAMORFOSIS COMPLETA, por lo que sus larvas son completamente diferentes de los individuos adultos.

Entre las principales diferencias cabe destacar:
  • La ORUGA tiene el APARATO BUCAL MASTICADOR y su principal actividad es la alimentación. La MARIPOSA tiene un APARATO BUCAL CHUPADOR y no se alimenta, solo toma líquidos
  • Las ORUGAS son vermiformes y carecen de alas, por lo que son bastante sedentarias. Las MARIPOSAS poseen  DOS PARES DE ALAS y presentan una gran movilidad.
  • Las ORUGAS solo tienen ojos simples u OCELOS. Las mariposas tienen dos OJOS COMPUESTOS formados por gran número de OMATIDIAS.
  • Las ORUGAS sufren al crecer un número variable de MUDAS y no se reproducen. Las MARIPOSAS no mudan y se reproducen sexualmente por medio de huevos.




Las MARIPOSAS tienen SEXOS SEPARADOS, es decir, hay machos y hembras. Suelen presentar en la mayoría de las especies mayor o menor DIMORFISMO SEXUAL (los machos son diferentes de las hembras: generalmente los machos son de colorido más vistoso y de menor tamaño que las hembras).

Lysandra bellargus hembra
Lysandra bellargus macho
















Tras la cópula la hembra pone los huevos sobre la PLANTA NUTRICIA de las ORUGAS. Allí harán
eclosión éstas y casi toda su actividad será alimentarse. Tras una serie de mudas alcanzarán su máximo desarrollo y luego se transformarán en una CRISÁLIDA, en cuyo interior se producirán grandes cambios orgánicos e histológicos. Al rasgarse su cutícula emergerá el individuo adulto o IMAGO que es la fase que se reproduce sexualmente y así podrá comenzar de nuevo el ciclo.


viernes, 6 de febrero de 2015

EL HUEVO

Los HUEVOS de los lepidópteros tienen formas muy variadas: esféricos, elipsoidales, ovoidales, troncocónicos, aplanados, etc.
El MICROPILO está situado normalmente en el polo superior y el CORION o envoltura externa quitinosa puede ser lisa o esculpida. Los micro-relieves que presenta son típicos de cada especie.

Los colores de los huevos son muy variables: blanco, amarillento, verde, pardo o negro y generalmente van oscureciendo según el grado de maduración.
Lo más normal es que sean bastante miméticos, presentando colores muy similares a los de los lugares donde han sido depositados.

Su tamaño oscila entre unas décimas de milímetro a 3mm.



























Las hembras pueden poner un número de huevos muy variable de 10 a más de 2.000 y suelen fijarlos sobre la planta nutricia de las orugas, normalmente en el envés de las hojas.
Algunas especies los depositan en grupos pequeños, otras en grupos muy numerosos y la mayor parte de ellas aislados.
Por lo general van situando los huevos uno a uno sobre la superficie, aunque hay casos como el de los Satíridos en que las hembras ponen los huevos en vuelo sin posarse sobre la planta.

Los huevos se fijan al sustrato por medio de una secreción de las GLÁNDULAS COLETÉRICAS.

lunes, 2 de febrero de 2015

LA ORUGA

Las ORUGAS son las larvas que salen al eclosionar el huevo. Son fitófagas y se alimentan de una especie vegetal muy concreta (su PLANTA NUTRICIA). Esta fase de oruga es eminentemente captadora de energía por lo que su única actividad cuando no descansa es la alimentación.
Una oruga, desde la eclosión del huevo hasta que llega la crisalidación puede aumentar más de 10.000 veces su peso inicial.

Como el exoesqueleto quitinoso de la oruga es rígido, el animal tiene que desprenderse de él, crecer rápidamente y volver a formar un nuevo exoesqueleto mayor que el anterior, este proceso recibe el nombre de MUDA o ECDISIS. A lo largo de su existencia una oruga sufre varios procesos de muda controlados esencialmente por dos hormonas  la ECDISONA(hormona de la muda) y la HORMONA JUVENIL(que impide la muda).

Anatómicamente están constituidas por la CABEZA, tres SEGMENTOS TORÁCICOS y diez SEGMENTOS ABDOMINALES.


La CABEZA (prognata o hipognata) está fuertemente esclerosada y posee un APARATO BUCAL MASTICADOR con dos potentes MANDÍBULAS y un LABIO INFERIOR con dos PALPOS LABIALES y la línea en la que desembocan las glándulas sericiparas.
Tienen además un par de antenas y un número variable de pares de ojos simples u OCELOS, normalmente seis.

El TORAX está formado por tres segmentos, cada uno de ellos lleva un par de PATAS articuladas, generalmente terminadas en una uña

El ABDOMEN está provisto de falsas patas (PROPATAS) con una corona de pequeños ganchos. Hay en los segmentos 6, 7, 8, 9 y 13 un par de propatas en cada uno.




En ambos flancos del cuerpo presentan una LINEA ESPIRACULAR, en la que se sitúan los ESPIRÁCULOS, por donde se abren al exterior las TRÁQUEAS que componen el aparato respiratorio. Presentan dos por segmento excepto en los segmentos 2º, 3º, 12º y 13º.
























En algunas orugas la cutícula es lisa pero en otras presenta expansiones carnosas o espinas, muchas veces peludas, como en el caso de la imagen de la derecha.